medicina hiperbarica camara hiperbarica oxigeno

Medicina Hiperbárica

La Medicina hiperbárica es una terapia basada en incrementar varias veces el nivel de Oxígeno en la sangre (Hiperoxia). El aumento del Oxígeno (O2) se logra disolviéndolo en el plasma sanguíneo, a partir de respirar altas concentraciones de O2, a presiones atmosféricas superiores a las normales y en cámaras especialmente diseñadas. Este proceso básicamente desinflama y mejora la regeneración de todos los tejidos, logrando una larga cadena de beneficios en el cuerpo y reduciendo los problemas producidos por la Hipoxia (falta de Oxígeno).

Esta terapia se basa en la Ley física de un médico inglés llamado W. Henry que dice: la cantidad de gas disuelta en un líquido es directamente proporcional a la presión parcial que ejerce ese gas sobre el líquido”.

A partir de esta ley podemos comprender lo que sucede en el interior de una cámara hiperbárica observando una botella de agua mineral gasificada. Cuando la botella se encuentra cerrada y bajo presión, el agua se ve sin burbujas. En esta condición, el agua se encuentra a 1.1 atmosferas (ATM) de presión, logrando que por la ley de Henry el gas carbónico se diluya en el agua a presión. Nuestro cuerpo es 70% agua y la cámara hiperbárica es como un envase donde ingresamos y nuestro cuerpo se presuriza a 1.45 ATM o más.

De esta forma, respirando oxigeno, se obtiene el mismo resultado que el agua gasificada en la botella, diluyendo el oxígeno que respiramos en los fluidos corporales, sumando altas diluciones de O2 en el plasma sanguíneo al normalmente transportado por la hemoglobina, logrando aumentar varias veces, la cantidad de O2 en todos los tejidos de nuestro cuerpo y resultando en una significativa Hiperoxia y la extensa cadena de beneficios resultante.