Diseño sin título (10)

Efectos del Oxígeno

La Oxigenación hiperbárica produce una Hiperoxia que se logra administrando Oxígeno a una presión superior a la atmosférica normal.

El tratamiento en cámara hiperbárica produce un aumento significativo de la cantidad de oxígeno diluido en el plasma sanguíneo favoreciendo el metabolismo celular, permitiendo que el oxígeno llegue al cerebro, cartílagos, huesos y tejidos que por alteraciones circulatorias diversas, no lo reciben adecuadamente.

Esto ayuda a controlar infecciones y recuperar, en menor tiempo, un sinnúmero de patologías, enfermedades degenerativas y circulatorias. Colabora y hace sinergia con las terapias indicadas por los médicos, evitando consecuencias de lesiones y deterioros físicos producidos por los estados de Hipoxia (falta de oxígeno).

Efectos fisiológicos

La hiperoxia, produce una larga cadena de efectos fisiológicos beneficiosos para el organismo. Hace sinergia con los tratamientos habitualmente indicados por el médico, brindando mayor eficiencia en el proceso desinflamatorio, aliviando el dolor y regenerando tejidos.

Principales efectos fisiológicos:

Vasoconstricción no hipoxemiante

La hiperoxia genera vasoconstricción de las pequeñas arterias, produciendo desinflamación a partir de la reducción del edema.

Angiogénesis

La hiperoxia estimula y favorece la formación de pequeños vasos, acelerando el proceso de cicatrización.

Osteogénesis

La hiperoxia estimula la diferenciación de las células formadoras del hueso, favoreciendo la osteogénesis y reparación ósea.

Estimulación de la inmunidad celular

Los polimorfonucleares, un tipo de glóbulo blanco, utilizan radicales libres como mecanismo bactericida. Este proceso se favorece y estimula con la presencia de O2

Estimulación de la síntesis del colágeno

La hiperoxia estimula los fibroblastos, células que producen el colágeno y que son, a su vez, sustancia fundamental para el proceso de cicatrización de heridas y reparación de tejidos.

Regula el Estrés Oxidativo y la Respuesta Inflamatoria

La hiperoxia actúa sobre reguladores y mediadores de la respuesta inflamatoria y disminuye el estrés oxidativo resultando en efectos antiinflamatorios y disminución del daño celular.

Estimulación de células madre

La hiperoxia estimula la diferenciación y liberación de células madres (Stem Cells) ayudando al proceso de reparación de tejidos y formación de nuevos vasos sanguíneos.

Estimula la regeneración axonal y periférica

Permite una rápida recuperación funcional en pacientes con neuropatías periféricas como la parálisis facial.

Aumenta el flujo sanguíneo cerebral y la neuroprotección

La mayor disponibilidad de O2 a nivel cerebral desinflama e incrementa la captación de O2 celular, beneficiando el tratamiento y la rehabilitación de pacientes con ACV, parálisis cerebral, trastornos del espectro autista y enfermedades neurodegenerativas.

Actividad Bactericida

Aumenta la inmunidad celular y la hiperoxia generada es activa contra el biofilm bacteriano ademas de aumentar la acción bactericida del antibiótico.